publicaciones


Isolda Hurtado: Florece el naranjo

Florece el naranjo
Managua, Nicaragua: (76 pp.) CNE/ANE/NORAD -Pavsa, Oct. 2002. 2007
ISBN: 99924-59-07-7

Descripción

Florece el naranjo -Poesía 2000-2002, es obra ganadora del Concurso Editorial Centro Nic. de Escritores CNE-ANE-NORAD 2002, Managua. Jurado integrado por Claribel Alegría, Edwin Yllescas y Ernesto Cardenal.

Portada e ilustraciones internas: Fernando Silva. Colección exclusiva, "Variaciones de Florece el naranjo" (portada: acrílico sobre papel lustrillo; ilustraciones internas: técnica mixta-collages, óleos sobre cartulina).

Fotografía de la solapa: Uriel Barreto.
___________________________

• Florece el naranjo, el más reciente poemario de Isolda Hurtado, es un
hermoso y provocativo libro; novedoso en sus imágenes y con un dominio
excepcional en el lenguaje.

Claribel Alegría

• Florece el naranjo, de Isolda Hurtado, conserva la musicalía, o la
tendencia rítmica y el juego fónico de sus recursos y convierte la unidad del
verso en un espacio de actos o acciones de la imaginación bajo impulsos de
libre asociación de imágenes, ideas, sentimientos y emociones, dejando
efectivamente que la realidad interior elabore su propia articulación para
provocarle al lector resonancias más allá de la intención de la palabra
inicial.

Fanor Téllez

• ...el poema como un enjambre de movimientos e impulsos rítmicos de
estructura eminentemente circular. Ritmo que va asociado de una percepción
impresionista del color... ritmo, danza de colores alternándose. Circularidad
evolvente que nos recuerda que todo baile termina como termina la lluvia, el
polvo, el día y su atuendo, la sonrisa y el mismo recuerdo. Circularidad,
obsesión por el círculo y el eterno retorno.... círculos de aire, círculos
de agua, círculos de fuego. Amor loco que en su tono escritural siempre
delicado se va atemperando por la ternura. Ritmo, danza y vuelo. Tonalidades,
impresiones, escenas, ritmos contrapuestos y siempre la presencia y deseo de la
danza.

Álvaro Urtecho


• “El naranjo florece”, y la poesía de Isolda Hurtado, a manera de
exorcismo, surge con un cromatismo de tonalidades relucientes y va dibujando la
palabra poética, como una artista del pincel: un producto nuevo, una voz nueva.
Delicadeza, musicalidad y belleza en la representación de la naturaleza. La
rosa, flor predilecta en su poesía, representa lo perfecto, las imágenes y
los diversos colores de rosa se asocian a las emociones dolor, suspiro, gozo.
Hurtado retoma la armonía y musicalidad del verso tradicional y hace florecer
la rosa en el poema como dice Huidobro y como Darío, busca la perfección en
la rosa. La poética de Hurtado, con un cromatismo impresionante y la plástica en el uso del pincel y de la pluma, se conjugan para darnos un cuadro poético y
pictórico a la vez. Florece el naranjo nos revela una voz nueva, unos poemas
que respetan las formas de la poesía tradicional, inyectándole nueva
savia.

Nydia Palacios

• Isolda Hurtado: Plurivalente juego de sutilezas: La diversidad de registros
expresivos y temáticos de Hurtado es muy amplia: desde la monocromática
precisión de un grabado hasta el surrealismo lúdico.
Helena Ramos

• "Isolda Hurtado demuestra una maestría lírica y musical con un ritmo que pone las imágenes poéticas a bailar. Experimenta con la prosodia a crear
versos polirrítmicos que reflejan la fusión de elementos que formaron las
culturas centroamericanas. Es una poesía lúdica, que debe mucho a la
sinestesia modernista pero también a la lingüística; la que utiliza a
través del ritmo y de la fonología para expandir los límites de la lengua."

Rick MacCalllister

Poemas