entrevistas



Isolda Hurtado: Laureles: Cuatro poetas conversan con ANIDE


Por: Ángela Saballos

Periodista y escritora nicaragüense


Laureles: Cuatro poetas conversan con ANIDE
--Silencio de alas fue un proceso o una decisión?

Amo, mi primer libro de poesía. Silencio de alas, fue una necesidad del alma; una urgencia por dejar la música de mis emociones en el lenguaje, en poemas líricos y poemas en prosa. Luego vino Florece el naranjo, una fidelidad a mi corazón, a mi entorno, a mi época; como una leyenda lírica.

--¿En tu vida, ¿cuál es el sentido de escribir?

Es el amor, el hilo conductor de mi escritura, -creo que te lo dije en una linda entrevista hace ya un par de años-, encuentro plenitud.

--¿Te da o te quita que tu esposo sea también poeta?

Crezco con Fernando, aprendo mucho; lo suyo y lo mío, suma. Fue motivo de enamoramiento y continúa… qué más?

--¿Cuánto trabajás el ritmo en tu poesía?

Oigo una música, un ritmo según las emociones y va moldeándose la forma, voy moldeándola yo, en una danza de palabras. …entre el bosque / la palabra hallaba luz en la forma / y ritmo en la emoción / como una transparencia / renacida… cito mi poema titulado, Solsticio de verano en Florece el naranjo. Van pintando la vida las palabras, como en Silencio de alas escribo: …Rítmica pausa la razón / alas danzan / lienzos / que alumbran / tanto…

También, quizás respondan tu pregunta Ángela, estos versos de Impaciente poema, de Florece: …Mi residencia es uno y todos los caminos / mis sueños son todos / acomodados en mi oído / música cadenciosa sonora / elevada su nota en el pentagrama / de las estaciones de mi alma. / Mis ojos rendidos a luz sombras / formas colores / danzas continuas donde posa mi instinto / moldeándome…

--¿Existe, acaso, un poema favorito?

Existen poemas donde he dejado la risa y el llanto.

--¿Estás orgullosa de tu obra?

La extraño. Incursiono en la literatura.

Revista ANIDE, Edición No.11 (Ene-Abril 2006), Asociación Nicaragüense de Escritoras.Managua, Nicaragua. 9 julio 2006