critica_literaria


Isolda Hurtado: Isolda Hurtado: Brisa y júbilo en nuestra poesía


Por: Isidro Rodríguez Silva

Dramaturgo, crítico de Arte, docente universitario.


Isolda Hurtado: Brisa y júbilo en nuestra poesía
Cuando se anuncia un nuevo libro de Isolda Hurtado tengo la sensación de encontrarme con un texto, que si bien es cierto camina como una sombra personal en su creación literaria, nos lleva por otros linderos nuevos y vitales de su composición poética. Con Brisa y júbilo nos entrega su cuarto canto, tan suyo en cada uno de los textos pero a la vez tan diferentes, bivalentes entre metáfora y alegoría.

El uso de la palabra en Brisa y júbilo es exacta, esculpida en el verso mismo, verso medido y remedido, cada palabra pesada y sopesada. Es la palabra ajustada al verbo como forma de vida. Su verbo poético es madeja tejida en la tela profunda de la poesía y del más alto grado de densidad semántica que cubre lo cognoscitivo de la vida y desnuda lo emotivo del ser vivo.

Cada poema de Brisa y júbilo es concebido por Isolda Hurtado como una composición musical, como una orquestación poética. Borra de un tajo el límite entre lo literario, lo lingüístico y lo musical, de tal manera, que cada poema es una expresión de virtualidad sonora, audible de júbilos, en una unión causal del timbre silábico y la prosodia vocal. Todo el poemario es una cantata desplegada en corrientes verbales o poéticas, o deviene en canto coral o descansa apacible en la voz lírica de la lira.

III

Que caigan las hojas secas del corazón
y en la humedad del beso

brote
la rosa

VII

Cuidas mi manera
de soñarte

mientras me piensas
te pienso.

Otro logro estilístico y funcional de Brisa y júbilo es el uso de la metáfora que se expande. Es decir, ésta no se encuentra inserta en la estructura del poema, todo lo contrario, cada poema es una metáfora, todo el poemario es una red metafórica que explota los sentidos en imágenes visuales y plásticas.

Pinto un pájaro
un pájaro pinto

Pájaro pinto
aquí está
la Pájara

Píntala
_________________________

Lastímase la sombra
cuando llora

la luz

Las secciones, El amor no es una rosa y Estuario, inicio y final, le dan redondez al poemario, donde el objeto estético es la rosa, donde canta una canción y un día cualquiera hay una lágrima perdida, donde la muerte ronda, donde vida y recuerdo se vuelve álbum de familia, de vida vivida.

Desde su júbilo poético, este nuevo poemario de Isolda Hurtado, nos colma con su brisa.

- Presentación de Brisa y júbilo en el VI Simposio Internacional Rubén Darío. León, Nicaragua, en el Centro de Cultura Debayle de la UNAN el 19 de enero, 2008.
- Fue publicado en “Bolsa de Noticias”. Edición No.38912 Managua, Nic. Lunes, 21 de enero 2008. 19 enero 2008