critica_literaria


Deborah Robb: Libérrima como el jazz


Por: Helena Ramos

Poeta y periodista cultural


Libérrima como el jazz
Todos sabemos que Nicaragua es un país plurilingüe y multicultural, pero en la práctica, a menudo se da preeminencia a la cultura del Pacífico central, olvidándose de lo demás. Sin embargo, en las Regiones Autónomas Sur y Norte existe interesante producción literaria, muy poco conocida por el público. La mayoría de poetas costeños no ha publicado libro, y si bien nadie les impide hacerlo, tampoco hay políticas de acción afirmativa que permitieran superar la marginalidad.

Para aportar su granito de arena, este año la Asociación Nicaragüense de Escritoras (ANIDE) decidió incluir en las bases del Concurso Nacional de Poesía Escrita por Mujeres “Mariana Sansón” la participación de trabajos escritos en inglés, garífuna, rama y sumo-mayagna. En efecto, llegaron dos poemarios bilingües. Uno de ellos fue A woman is like a tea bag/La mujer como bolsa de té, texto con el cual Deborah Robb se dio a conocer como poeta. Si en literatura existiera la nominación de “revelación del año”, ella bien merecería obtenerla. Se trata de una poesía impetuosa, irónica, traviesa, versátil y dinámica como el jazz, coloquial pero para nada anecdótica. No “habla de” sino se despliega libérrima en dos lenguas, inglés y español. El primero todavía brota más soberano y seguro, pero el hibridismo de idiomas ya es absolutamente orgánico.

La autora nació en Bluefields. Su padre era originario de Jamaica, y su madre, kukra de la Laguna de Perlas. “Lo mejor de mi infancia fue haberla pasado navegando en alta mar o en los ríos”, rememora Deborah. Parece que desde entonces su destino está signado por las aventuras y giros inesperados.

En 1979 empezó a estudiar su secundaria en Cuba, para continuar en Jamaica y el Gran Caimán y concluirla, por fin, en el Colegio Moravo de Bluefields. ¡Vaya periplo!
Eran los años de la efervescencia revolucionaria, y la joven se sumergió de cabeza en aquel ambiente a la vez festivo y conflictivo. “Queríamos lograr que los negros se interesaran por las noticias del Pacífico, por eso iniciamos una publicación mimeografiada llamada Rundown…” Fue su primera y provechosa experiencia periodística.

Deborah quería ser bióloga marina y en el 83 viajó a Managua para estudiar esta carrera, pero resultó que ésta no se impartía en ninguna universidad. Entonces, fue a parar a la Escuela de Periodismo de la UCA. Simultáneamente, estaba trabajando en Barricada Internacional. “Nunca fui a clases, me reprobaron hasta en inglés… Llegué al tercer año arrastrando dos. ” Luego se trasladó a la revista Pensamiento propio y en 1986 se fue del país. Vivió en los EE.UU. y España. “Estuve trabajando en construcción y vendiendo frutas y verduras… Lo que quería era conocer al mundo.”

En 1988 se estableció en la tierra de Rubem Fonseca y estudió Periodismo en la Universidad Federal de Brasil, graduándose en el 92. En aquel país nacieron su hijo Dante y si interés en la comunicación para el desarrollo.
Laboró como consultora de organismos internacionales en varios países de Asia. En 1999 hizo su maestría en Ciencias del Desarrollo Aplicado en la Universidad de Tulane, EE.UU., e inició los estudios del doctorado, que no concluyó porque se le presentó la oportunidad de retornar a Nicaragua para trabajar con UNICEF.

Cuando seis meses después se acabó su contrato, trató de establecerse en la Laguna de Perlas, pero las cosas no funcionaron. “Yo quería vender redes de pesca y la gente estaba interesada, pero nadie tenía dinero, me ofrecieron pagarme con drogas, porque allá la población está completamente fuera de los circuitos comerciales.”

Al no poder reinsertarse en el Caribe, Deborah volvió a Managua y por dos años manejó el Bar Pointeen –actualmente clausurado–, ya que ella también es diestra en artes culinarias.
La crisis sentimental, laboral y existencial la condujo a la escritura. En el 2003 su cuento Doreth’s Cay (Cayo Doreth) ganó el primer premio del concurso de narrativa Leyendas de la Costa Atlántica, convocado por la Academia Diplomática del Ministerio de las Relaciones Exteriores, en homenaje al primer centenario oficial de Bluefields. Hace poco concluyó un libro que recoge 400 años de la historia de esta ciudad. A woman is like a tea bag es su debut poético.

COFFEE, CHOCOLATE, ME...
Or as Camila says: a kinky nursery rhyme

They walked Managua’s empty streets
He got sensible and said: “You know what? I got a car”.
No, she frowned, happy under the tenuous glow of Orion.
He got romantic and said: “You know what? Let’s walk”.
They walked
And talked
And walked
To her garden of pink melissas,
orange hibiscus
and
desperate rewards
Like the look on his face insistent: “But I want you”.
On her back on yellow but trimmed grass evading
silent
yet persistent
Til the sun sprouted like roots deflower dark rich soil
Then it was she who wanted
more.

He promised:
“You know of course from now
on you are Off
The market?”

She wondered:
“The Crying Game Mart of
Kisses, Sighs and Tears
before you know where the frig you are?”

***

A moon and a half later
He stands uncertain looking down at her
She wondered.
He pledged
“Before I leave.”
She sighed
“After you leave you are gone.”
He figured
“Gotta go.”


CAFÉ, CHOCOLATE, YO…
O como dice la Camila: Rima perversa de guardería

Caminaron las calles desiertas de Managua
El se puso sensato y dijo: “¿Sabés qué? Tengo carro”.
No, frunció ella el ceño, contenta bajo el tenue resplandor de Siete Cabritos.
El se puso romántico y dijo: “¿Sabés qué? Caminemos”
Caminaron
hablaron
caminaron
hacia su jardín de melisas rosadas
amapolas anaranjadas
y
recompensas desesperadas.
Tal la mirada en su rostro insistente: “Pero te deseo”.
De espaldas sobre grama amarilla y rasurada ella se evade
callada
y
persistente
hasta que, desvirgante raíz de fértil tierra negra, el sol desgaja la madrugada
Y allí fue ella quien quiso
más.
Él advirtió:
“Sabes por supuesto que de ahora en adelante estás fuera del mercado”

Ella especuló:
“¿Fuera de la Feria de Sollozos para la competencia de
Besos, Suspiros y Lágrimas,
antes de saber dónde carajo estás?”

***
Luna y media más tarde
Él de pie sobre ella incierto la mira
Ella especuló.
Él ofrendó
“Antes de irme”
Ella suspiró
“Tras irte te has ido”
Él calculó
“Hora de partir”


ALL STRESSED OUT AND NO ONE TO CHOKE
Toda estresada y ni a quien ahorcar

And she was the happiest woman in the world
y ella fue la mujer más feliz en el mundo
when he let his head go into the cranny of her neck,
cuando soltó la cabeza al recoveco de su cuello
most restful place on the face of this earth.
más pacífico descanso sobre la superficie de la tierra
Can’t close you out, he said.
No te consigo cerrar las puertas, dijo.
My libido may be on the far side of the moon today
Mi libido puede andar hoy del otro lado de la luna
you are not under my skin,
pero no te llevo bajo la piel
you course through my veins,
Cabalgas por mis venas
alive and kicking.
vivito y coleando.


No quiero hablar de esto con nadie más
Pero ay, jovero
Suena el teléfono
¿Ideay?
¡Jamás sos vos!


WARNING: I HAVE AN ATTITUDE AND I KNOW HOW TO USE IT
Advertencia: Tengo actitud y la sé usar

Naves
Que se Cruzan
Quietamente Iluminadas
En Marea Alta y Oscura

No

Planetas
En Traslado Ciego
Por el Estrellado Afuera

Y nada más


BEHIND EVERY SUCCESSFUL WOMAN IS HERSELF
Detrás de toda mujer de éxito está ella misma

Quererme más,
dices
¿Como en:
Despreciá la irreparable ironía de ser?
Reza
presbítero virtual
Abandonamos a nuestros hijos
Dios misericordioso
y lo llamamos
Autoestima.
Perdónanos,
Madre celestial,
no sabemos qué putas mierdas hacemos.
Al fin y al cabo
indaga el chavalo de la calle:
¿Cómo es que te necesito si cuando te necesito no te necesito?


OF COURSE I DON’T LOOK BUSY...I DID IT RIGHT THE FIRST TIME
Claro que no parezco ocupada... bien lo hice de primas a primera

Olvidé tus besos
y con esencia de bacalao
perfumé tus versos:
mentirosa,
aprovechadora,
calculadora,
mezquina
y
con capacidad
espeluznante
de tomarle el pelo a la gente
además
claro
vieja
ácida
y
resentida
De allí los arropé
en crujiente papel celofán
y los lancé a mi gata negra
familiar de vez en cuando leal:
un perfecto y desechable juguete.


IF YOU WANT BREAKFAST IN BED, SLEEP IN THE KITCHEN
Si querés desayuno en la cama, dormí en la cocina

Gracias
Te deseo igual
Como si la cortesía que destronó a la cortesana
Tuviese al momento
Otra función que la de herir.

Claro
No estoy feliz
(y por supuesto)
estoy contenta.
¿Que mas querés que te diga?


SO MANY MEN, SO FEW WHO CAN AFFORD ME
Tantos hombres, tan pocos que me pueden costear

I married trouble!
Of her said Mandela:
This one is particularly
for Winnie Madikezela.

Hoy viernes,
la luna casi llena es un disco frío
que en algún momento se asomó por mi baticueva
antes de perderse entre las hojas del peral.
Son las 11 y esta condenada fue hoy maquinita.
Soluciones nativas
Si no divierte
¡No nos interesa!

Kipling, darling mine
Mi corazón duele pero ya no sangra.
En todo el santo día de hoy
5 minutos no más cuando las ganas de ti
doblegaron cual pencazo al hígado.

Lamentable consistencia
Agradecida persistencia
Desesperanza espera sin esperar
Son doscientos años desde que vi
alguna gana en tus ojos

No voy a comer humble pie
esta semana discordé cuando importó
sin siquiera alzar la voz
y cuando no hubo alternativa
pues con el cpf, el mesero y con el gerente me enfrasqué
quien enganchaba a quien
ni la policía tardía entediada entendió
e igual amonestó
¡Qué vergüenza, una dama tan elegante!
De esta vez mi discordia salió sordo soplo de caballo
¡Pues imagíneme, caballero,
tacón en mano en lugar del pie!

Sobra la fuerza del silencio y de la promesa
surcada en piedra filosofal:
No te fuiste prometiendo volver,
Igual te fuiste sin palabra
La pregunta costó
la ausencia.
La respuesta fue
el vacío
de tus manos sobre mi pecho.

La de los pechos de cabra dice:
Hasta el último me dejó
sin un bendito adiós.
Así es la vida.

***
Bienvenida a casa
Se castiga el grito al viento
Teipiate la boca
y de paso
Desenchufá el ordenador
Estás en Nicaragua
Pero qué placer. Qué placer.
Después de mañana pensaré si esto es esperanza.

***
La verdad es que hoy salí a la calle
pensando que las flores en los árboles
amanecieron abiertas sólo para mí.

Llega la noche de plata serena
No corro con lobos
pero aúllo igual
¡Qué insensata la luna brillando en mi ausencia!

Revista 7 Días. Managua, Nic. Año 9 Edic. No.439 del 6-12 sept.2004 12 septiembre 2004