vida_obra


Suad Marcos Frech

Suad Marcos Frech

Biografía

Poeta, narradora y periodista. Nació en Managua, en 1946. Descendiente de palestinos establecidos en Nicaragua a inicios del siglo XX, pertenece cronológica y temáticamente a la generación de mujeres que se incorporaron a las letras nicaragüenses en la década de los 60. Debutó en 1968 y se inscribe en la misma corriente de la poesía erótica y de compromiso político que caracteriza a autoras de aquel período.

Su estilo literario se distingue por un acento grave, solemne y un tanto abstracto; los poemas se concentran en vivencias personales –antes que nada, amorosas– en las que lo político se filtra con sutileza. Su intensidad erótica adquiere una dimensión todavía más transgresora si tomamos en consideración que Suad Marcos es una mujer con discapacidad motora, a quien el canon le impide constituirse como persona deseante y deseada; sin embargo, ella lo desafía con eficacia, tanto en su vida como en sus escritos. La vinculación emocional y política con la causa de Palestina también es muy significativa para la obra de Suad Marcos Frech.

Estudió Derecho y Administración de Empresas en la Universidad Centroamericana (UCA) de Managua y Periodismo en la Universidad de Costa Rica. Tiene 37 años de ejercer el periodismo y posee amplia experiencia en relaciones internacionales. Labora como asesora en Comunicación en el Ministerio de Relaciones Exteriores de Nicaragua. Forma parte de la Asociación Nicaragüense de Escritoras (ANIDE).

Fuente: Helena Ramos/ 7Días, año 2004.
______________________
Poemas

Me disfrazo los ojos
para que no se me note
tu ausencia.

Rasgo las horas
que nos separan
de las noches
y de los días
cuando en los oídos
me entran los susurros
de tus caricias.

Y mis dedos tercos
sienten a tus dedos
amantes
hundiéndose
en mi hoguera.

Me enlaberinto.
Me asfixio de formas,
de formalismos,
que no entienden
que te has quedado
en este sudor
que no se me seca.

.

SOY PARA VOS

a Él

Por tus ojos
que nunca piden nada,
descubrí que estabas hecho
de otros materiales.
Por ese montón de amor
con que llenas todos mis espacios
y recodos,
sin pronunciar palabras,
aquí, en esta ciudad
que me pertenece y no me pertenece,
en estas calles,
entre el sonido
casi permanente
de las balas,
que se va convirtiendo
en el llanto nuestro,
aprendí que para amarte

no necesito tener
ni edad, ni color, ni tamaño
porque yo seré legendaria en tu vida.
Soy los siglos de amor
que nunca has conocido.
Soy la negación de lo que amas
y vos mismo te arrebatas.
Soy tu propio silencio ensimismado
y vos seguirás siendo vos.

.

Estallé
en pedazos
mágicos,
cuando me tomaste
como al mango,
como a la arcilla,
como a un coco
derramado
en la noche.

Todo me suena
relinchando tu nombre
entre retumbos de tierra,
hundiéndome,
nutriéndome.

Las entrañas
se me vuelven
barro hirviente
en la tempestad
de mi cuerpo vivo.

.

Cierro los ojos
y pierdo la serenidad.

Se me revientan los sentidos
y la garganta se me seca.

Cuando fantasías desbocadas
me invaden
una
y mil veces
al ritmo que me habita latidos
que se van persiguiendo
y huyen en cada amanecer.

Bibliografía


1. Desnuda ante mi sombra (autobiografía). (Managua: Decenio, 2002).
2. Para que no se mueran las palabras, (Managua: Ministerio de Salud. Enero 2007).


Publicaciones y creación literaria


Desnuda ante mi sombra

Para que no se mueran las palabras

Críticas literarias